El BOE publica el endurecimiento del confinamiento con una moratoria de un día

El BOE publica el endurecimiento del confinamiento con una moratoria de un día

Desde esta medianoche pasada y hasta el jueves 9 de abril queda paralizada en España toda la actividad no esencial.

Es una medida que endurece las condiciones de confinamiento ya previstas en el estado de alarma que entró en vigor el 14 de marzo.

Se ha aprobado este domingo en un Consejo de Ministros extraordinario, pero no se ha publicado en el BOE hasta poco antes de la medianoche.

El Boletín Oficial del Estado recoge la lista de las empresas o servicios que sí pueden mantener la actividad y continuar trabajando.

Entre los sectores que son considerados esenciales están los sanitarios y de atención a las personas mayores; los trabajadores del hogar y cuidadores o de atención a víctimas de violencia de género.

Y los proveedores de productos de primera necesidad, como alimentos, higiene, farmacéuticos y sanitarios.

También servicios como bancos y seguros; correos, gasolineras o empresas de transporte y mercancías; medios de comunicación y puntos de venta de prensa; gestorías y asesoramiento fiscal y laboral; sindicatos y patronales; personal de justicia; servicios funerarios; fuerzas armadas y cuerpos de seguridad; servicios de limpieza y mantenimiento, y minería y fabricación de baterías.

El resto de empresas tienen que cerrar, y los trabajadores deben quedarse en casa.

Permiso retribuido recuperable

Para todos los trabajadores que tienen que quedarse forzosamente en casa sin trabajar a raíz de este endurecimiento del confinamiento, el gobierno ha aprobado un permiso retribuido recuperable.

Esta medida establece que podrán continuar cobrando el sueldo mientras están obligados a quedarse en casa, y tendrán que devolver las horas no trabajadas cuando termine la situación de emergencia, antes de que acabe el año.

El decreto indica que esta recuperación de las horas deberá negociarse entre la empresa y los representantes de los trabajadores.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha querido remarcar que ningún trabajador debe perder derechos.

«Nadie pierde derechos. Los trabajadores y las trabajadoras cumplirán con su misión en el lugar de trabajo y deberán cumplir con las horas que tiene fijado cada uno de sus convenios colectivos».

«También dejamos un enorme margen a la negociación en cada una de las empresas».

El permiso retribuido no se aplicará a los trabajadores que hacen teletrabajo, que deben seguir haciéndolo. Ni a aquellos a los que se ha aplicado un ERTE, ni a los que tienen bajas de incapacidad o por maternidad o paternidad.

Actividad mínima indispensable

Aparte de definir cuáles son los sectores considerados esenciales, el decreto también permite que las empresas que los prestan puedan «establecer el número mínimo de plantilla o los turnos de trabajo estrictamente imprescindibles con el fin de mantener la actividad indispensable».

Y pone como referencia para ello la actividad y la plantilla que son habituales en cada empresa los fines de semana o los días festivos.

Trabajadores públicos

El decreto también faculta a los gobiernos autonómicos y locales para «dictar las instrucciones y resoluciones que sean necesarias» para regular los servicios que deban prestar empleados públicos respectivos.

Moratoria de un día

Sin embargo, el decreto establece una moratoria de un día para todas aquellas empresas que les sea imposible detener la actividad de golpe, dado que se ha publicado sin antelación.

«En aquellos casos en que resulte imposible interrumpir de forma inmediata la actividad, las personas incluidas (…) en este real decreto ley podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020, con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial».

Se prevé que esta moratoria será útil, sobre todo, a algunas industrias y el sector de la construcción.

Una segunda disposición transitoria hace referencia a las actividades de transporte relativas a sectores considerados no esenciales que ya estuvieran en marcha cuando ha entrado en vigor el decreto. Los transportistas, en este caso, están autorizados a finalizar el servicio.

La Moncloa hace caso de los expertos

¿Como argumenta el gobierno español este endurecimiento del confinamiento decretado hace 16 días?

En la exposición inicial del decreto explica que la limitación de la movilidad ha sido especialmente efectiva para contener la expansión del coronavirus, pero que, de todos modos, el número de personas contagiadas y que necesitan ingreso hospitalario ha continuado creciendo y poniendo presión sobre el sistema de salud.

«Por ello, atendiendo a las recomendaciones de los expertos en el ámbito epidemiológico, resulta necesario adoptar nuevas medidas que profundizar en el control de la propagación del virus y evitar que la acumulación de pacientes en las unidades de cuidados intensivos lleve a su saturación».

A partir de aquí, el decreto asegura que «se ha puesto de manifiesto la necesidad de adoptar una medida en el ámbito laboral», porque, precisamente, «la actividad laboral y profesional es la causa que explica la mayoría de los desplazamientos que se producen».

Críticas por el retraso

El retraso en la publicación del decreto en el BOE ha generado mucha inquietud, hasta el punto que la palabra BOE ha llegado a ser trending topic, porque había muchas empresas pendientes de que se publicara el decreto para saber si enviaban o no sus trabajadores en casa.

En el ámbito político, el retraso en la publicación del decreto la han criticado tanto el Partido Popular como Ciudadanos.

El líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, consideró «inadmisible» que «millones de trabajadores no sepan si mañana tienen que ir a trabajar y en qué condiciones».

Desde Cs, Inés Arrimadas ha añadido que «con algo así no se puede improvisar ni generar incertidumbre» porque «los españoles merecen garantías y tranquilidad».

El Gobierno admite el retraso

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha reconocido este domingo, en una entrevista en La Sexta, que el gobierno iba tarde con la publicación del decreto anunciado tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

Argumentó que «es necesario precisar la norma y a veces no es tan fácil».

También ha admitido que «quizás hubiera sido mejor que se hubiera publicado antes».

Petición desde las autonomías

Robles también ha reconocido que la moratoria incluida en el decreto tiene su origen en las peticiones de varios presidentes autonómicos efectuadas en este sentido durante la reunión por videoconferencia mantenida el mismo domingo con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Quien ha ido más allá ha sido el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, que ha pedido a Sánchez que las autonomías tuvieran capacidad para regular el paro de los servicios esenciales, dado que tienen un conocimiento más directo sobre la actividad económica de sus respectivos territorios.

permiso retribuido

El BOE publica el endurecimiento del confinamiento con una moratoria de un día