Una juez de Alzira reabre el caso de las niñas de Alcàsser

Un juzgado de Alzira, en Valencia, ha emitido una orden europea de investigación para solicitar la colaboración de las autoridades del Reino Unido sobre la supuesta huida de Antonio Anglés, presunto autor del triple crimen de Alcàsser, en marzo de 1993.

Con la comisión rogatoria pretende tomar declaración a la tripulación y al capitán del ‘City of Plymouth’, el barco en el que supuestamente Anglés huyó a Irlanda, para esclarecer cómo escapó del camarote.

El juzgado de Alzira que instruyó el caso recibió un informe de la Policía a raíz de unas declaraciones de la tripulación del barco, en el que le hacían constar a la jueza la necesidad de volver a interrogar a estos en relación con la huida del polizón.

La orden de busca y captura internacional contra Antonio Anglés continúa activa, por lo que «ha de investigarse cualquier dato novedoso que pueda contribuir a conocer su paradero y propiciar su detención», han añadido desde el TSJCV.

Escapó con ayuda

La jueza de Alzira ha dirigido la petición a las autoridades del Reino Unido porque es el lugar en el que reside Kenneth Farquharsib Stevens, el capitán del barco.

El capitán ya fue interrogado por la policía irlandesa en 1993 pero no se pudo esclarecer nada.

Al parecer Anglés fue encerrado en un cuarto y después en un camarote vacío bajo llave y vigilado, pero escapó en una barca hinchable que debió dejar caer al mar.

Un avión francés localizó al polizón en la barca y lo volvieron a meter en el mismo camarote, en el que «atrancaron» ventanas y puerta con tablas.

«Era imposible que él abriera la puerta desde dentro», apuntaba el capitán. Sin embargo, cuando el 24 de marzo de 1993 llegó la Policía tras atracar en Dublín, se había ido. «Alguien tuvo que dejarle salir y haber recolocado la madera. No pudo escapar de ese camarote sin ayuda», indicó el capitán.

sentencia-alcasser

Una juez de Alzira reabre el caso de las niñas de Alcàsser