Inicio Política Los de Revuelta me pidieron el merced y lo hice

Los de Revuelta me pidieron el merced y lo hice


El supuesto convocante de la protesta de esta Nochevieja en las inmediaciones de la sede del PSOE en Madrid, en la que se colgó y golpeó un muñeco identificado como Pedro Sánchez, ha asegurado que lo hizo para hacer un favor a la organización juvenil Revuelta. “A mi los de Revuelta me pidieron el favor y lo hice”, se ha limitado a declarar a los periodistas a su entrada a las dependencias de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional, en el distrito madrileño de Moratalaz, informa Efe. Revuelta es la marca juvenil impulsada por Vox que convoca protestas ante las sedes del PSOE. 

Ya en su declaración ante la Policía, donde ha comparecido en calidad de investigado pero no detenido, ha admitido que organizó la protesta, si bien desconoce quién hizo y golpeó el muñeco, ya que ese día se encontraba indispuesto y no asistió a la concentración, han indicado a esta misma agencia fuentes policiales. Tras cerca de una hora en el interior de la comisaría, el hombre ha salido en un vehículo azul, sin detenerse a explicar el contenido de su declaración ante la Policía. Inicialmente había sido citado este martes, pero su comparecencia fue pospuesta a este miércoles.

La protesta de Nochevieja, como las que se vienen celebrando desde hace casi dos meses junto a la sede socialista de la madrileña calle de Ferraz, tuvo como protagonista -como puede verse en las imágenes grabadas- a un muñeco que representaba a un hombre vestido con traje y nariz de Pinocho al que algunos de los participantes, jaleados por los asistentes, colgaron y golpearon hasta romperlo.

En un mensaje compartido en la cuenta de X de la organización juvenil Revuelta, convocante de las protestas, se explica así lo sucedido: “Tras las campanadas, dos manifestantes colgaron una piñata gigante del golpista Pedro Sánchez, que había pasado los habituales controles policiales en las entradas a Ferraz, rellena de turrones para golpearla. Fin de la historia”.

El PSOE destacó que lo ocurrido en las proximidades de su sede federal “puede estar incluido dentro de un delito de odio”, por lo que está estudiando “todas las vías legales” contra los participantes, organizadores y presentadores de la retransmisión que se hizo de la protesta en un canal de YouTube. 

A las pocas horas de difundirse las imágenes de la piñata que simulaba ser el presidente Pedro Sánchez, varios ministros pidieron al PP que condenara estos hechos. Fuentes del PSOE han indicado que están analizando los vídeos de la retransmisión de la despedida del año en la calle Ferraz para decidir qué acciones legales efectúa.



Fuente