La economía de EE.UU. apenas varió o se mantuvo sin cambios desde noviembre, según el Libro Beige de la Fed



MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) –

La economía estadounidense «apenas varió o no registró cambios» desde finales de noviembre, según ha afirmado este miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en su Libro Beige, documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los 12 bancos centrales regionales del país.

El instituto emisor norteamericano ha indicado que de estas regiones, todas mostraron un relativo estancamiento, menos cuatro, de las que tres informaron de un crecimiento «modesto» y una de un declive «moderado».

Según el documento, los consumidores lograron un «cierto alivio estacional» durante las fiestas, cumpliendo las expectativas en la mayoría de los distritos y superándolas en tres de ellos. De su lado, varios distritos señalaron un aumento de los viajes de ocio. La parte negativa la comunicó la industria, ya que redujo sus niveles de actividad.

Las regiones siguieron señalando que los elevados tipos de interés limitaban las ventas de automóviles y las operaciones inmobiliarias. Sin embargo, numerosos contactos de diversos sectores citaron la perspectiva de una bajada de los tipos de interés como «fuente de optimismo».

Por el contrario, la preocupación por el mercado de oficinas, el debilitamiento de la demanda global y el ciclo político de 2024 se citaron como fuentes de incertidumbre económica. En general, la mayoría de los distritos indicaron que las expectativas de sus empresas para el crecimiento futuro eran positivas, habían mejorado, o ambas cosas.

EMPLEO

Siete distritos describieron un cambio «escaso o nulo» en los niveles generales de empleo, mientras que el ritmo de crecimiento del mismo se describió de «modesto a moderado» en cuatro. Dos distritos siguieron observando un mercado laboral «ajustado», y varios describieron dificultades de contratación para las empresas que buscan competencias especializadas.

No obstante, casi todas las demarcaciones citaron uno o más signos de un enfriamiento del mercado laboral, como un mayor número de candidatos, menores tasas de rotación, una contratación más selectiva por parte de las empresas y una disminución de las presiones salariales. Después, las empresas de muchos distritos prevén que las presiones salariales disminuyan y que el crecimiento salarial siga cayendo durante el próximo año.

PRECIOS

Del lado de los precios, seis distritos comunicaron aumentos «ligeros o modestos», y dos señalaron incrementos «moderados». Cinco distritos apuntaron también a que el aumento general de los precios había disminuido en cierta medida con respecto al periodo inmediatamente anterior, mientras que otros tres indicaron que no se había producido ningún cambio «considerable» en la presión sobre los precios.

Las empresas de la mayoría de regiones explicaron que los importes de los insumos se mantuvieron «estables o a la baja», especialmente en la industria y la construcción. También se ha registrado una mayor sensibilidad de los consumidores a los precios, lo que ha obligado a los minoristas a reducir sus márgenes de beneficios y, a su vez, a hacer frente a los esfuerzos de sus proveedores por subirlos.

El aumento de las primas de los seguros por daños y enfermedad siguió afectando a la mayoría de las empresas. Tres distritos manifestaron que sus empresas esperaban que las alzas de precios se contuvieran más durante el próximo año, mientras que las empresas de cuatro preveían pocos cambios.



Fuente