El taxista, su peor enemigo

El taxista, su peor enemigo

Nunca esta frase de taxistas, estuvo tan bien representada en la figura de Ignacio Castillo, conocido como Peseto Loco, taxista de Madrid y pseudo presidente de una asociación/grupúsculo, llamada Plataforma Caracol.

Asociación sin representación alguna y que actúa en las redes sociales con más de 30 perfiles diferentes, tanto de Facebook como de Twitter y que aglutina también varias páginas de Facebook sobre el sector del Taxi. También muy cercana a la extrema derecha, como así reconocen algunos de sus miembros, que también lo son de la organización ultra Hogar Social.

Realmente su paso por las redes sociales de la que muchas veces nos nutrimos los observadores, no puede ser más esclarecedor.

El taxista, su peor enemigoCentrándonos en la figura de «Peseto Loco«, los últimos años ha venido realizando diversas publicaciones, relacionadas con la extrema derecha española, incluso publicaciones de corte neonazi o fotos con miembros de la extrema derecha, un perfil que por si fuera poco, completa con una desagradable variedad de publicaciones de corte machista y vejatorio hacia las mujeres.

Así mismo el controvertido taxista madrileño, actúa con infinidad de perfiles diferentes en las redes sociales, donde siempre utiliza un lenguaje soez y chabacano, de lo más barriobajero que se pueda leer, en unas redes sociales cada vez más degradadas.

Ser taxista, y dar esta imagen hasta enfermiza en las redes sociales, ya hace mucho mal al sector del taxi, pero además esa personalidad egocéntrica, agresiva, rencorosa y manipuladora, le llevan a un estado de «delirio» ridículo que lo enfrenta a cualquiera en el sector del taxi, que piense diferente a él, o que pretenda hacer algo por ese sector tan castigado por la ingerencia de la corrupción, para destruirlos.

Es admirable por parte del sector del taxi, la cantidad de movimientos y acciones que realiza en defensa de lo que legal y legítimamente les pertenece, sin embargo este elemento subversivo, necesitado de tanto protagonismo, que quizás no obtuvo como boxeador mediocre y hasta le dejara secuelas mentales, supone la nota negra de un sector, el del taxi, al que muchos admiramos y respetamos.

Hemos visto a asociaciones de taxistas por toda españa pidiendo dignidad desde las calles, sobre todo Barcelona donde el taxi se vuelca en defensa de sus derechos y el de todos más que en ningún sitio, allí muchos son protagonistas, son determinantes y dan la cara.

Sin embargo ese grupúsculo con Ignacio Castillo a la cabeza, no sólo no ha salido a la calle a pedir nada, si no que además se ha burlado de los que si que han salido a luchar, al contrario, él y su asociación/grupúsculo, se han dedicado y dedican a enfrentar al sector desde dentro, y es largo su historial, si bien es cierto que se manifiestan de forma inmadura , quizás más propia de mentalidades muy jóvenes por desarrollar y a veces maliciosas, pero sin la inocencia de las mismas y si con altas dosis de maldad.

https://internetencasa.eu/vodafone/

Es difícil saber si todo se debe a su propia enfermedad psicótica, algo que deja muy claro con infinidad de testimonios, o si además de eso, alguien de forma interesada, le pueda estar pagando, ese intento de ingerencia en cualquier movimiento en defensa del sector del taxi, porque los tentáculos de los poderes a los que se enfrenta el sector del taxi son largos.

Sea como fuere, el peor enemigo del taxista son taxistas como el paranoico Ignacio Castillo, y que además indica su mote Peseto Loco, porque nada mejor que su mote expresa su verdadera realidad.

El sector del taxi, no se merece que está persona por llamarla de alguna forma sea taxista.

Cosas de Madrid: el taxista, su peor enemigo