Inicio Política El Partido Popular y Vox se suman a una nueva protesta multitudinaria...

El Partido Popular y Vox se suman a una nueva protesta multitudinaria contra la amnistía en Madrid


Los líderes del Partido Popular y de Vox han coincidido este sábado, como ya hicieron la semana pasada, en una nueva protesta multitudinaria en la capital de España contra la ley de amnistía y en defensa de la Constitución que ha congregado a 170.000 personas, según datos de la Delegación del Gobierno en Madrid. La protesta, la primera tras la investidura de Pedro Sánchez, ha sido convocada por más de 100 asociaciones que han llamado a ciudadanos “de izquierdas, de centro o de derecha” a manifestarse en la capital y ha contado con la presencia de los máximos responsables del PP, Vox y Ciudadanos. 

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que había confirmado este viernes su asistencia con un mensaje publicado en X en el que afirma “Yo voy. #EspañaNoSeRinde”, ha estado acompañado de varios presidentes territoriales como Isabel Díaz Ayuso, por la Comunidad de Madrid; Alfonso Fernández Mañueco, de Castilla y León; Fernando López Miras, por Murcia, o el presidente del partido en Castilla-La Mancha, Paco Núñez.

Tanto la presidenta de la Comunidad de Madrid como Feijóo han sido recibidos con gritos de “¡Presidente, presidente!” y “¡Presidenta, presidenta!” por los participantes, que a mediodía ya desbordaban la Plaza de Cibeles y sus aledaños. Los participantes han interrumpido los discursos de los convocantes con proclamas contra Sánchez, “No es un presidente, es un delincuente”, por la unidad, “España, unida, jamás será vencida”, y con carteles y banderas de España en los que se leía “Me gusta la fruta”.

Feijóo exige a Sánchez que “no levante muros”

Feijóo ha asegurado que “las alarmas de la democracia están encendidas” por el acuerdo entre el PSOE y los independentistas catalanes, pero ha pedido a la ciudadanía que no tenga “miedo” porque “se vote una cosa en las urnas y se hace otra cosa en el Congreso” y que desde su formación “lo vamos a denunciar siempre”. El líder del PP ha reiterado después que “España es un sistema democrático” y le ha exigido a Sánchez que “no levante muros entre españoles”.

Ayuso, por su parte, ha declarado que el acuerdo ha llevado a España “a una situación límite nunca vista en democracia” y que se están creando un sistema de “bandos” en el que “solo pueda haber un tipo de gobierno” que va a “reventar” la convivencia. “Un bando en el que la arbitrariedad y el cambio de normas vale y todos aquellos que no estamos de acuerdo con que nos cambien la España de todos, ya somos prácticamente arrinconados como si fuéramos fascistas”. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha subrayado que “el daño que se está generando es irreversible”.


Desde una hora antes de que diera comienzo la convocatoria, la afluencia de ciudadanos era ya bastante notable y desde la Puerta de Alcalá se dirigían hacia Cibeles decenas de personas con banderas españolas. De fondo, sonaba Mediterráneo, de Joan Serrat, que ha dado paso después al Que Viva España de Manolo Escobar. Mientras algunos de los asistentes discutían con otros asistentes y respondían, entre risas, “Ya sabes, me gusta la fruta”. Repetían así la fórmula empleada por Ayuso tras justificar su insulto a Pedro Sánchez durante el debate de investidura.

La convocatoria lleva el lema “No en mi nombre: ni amnistía, ni autodeterminación. ¡Por la libertad, la unidad y la igualdad!” y se celebra apenas 48 horas después de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, lograra este jueves su investidura con una mayoría absoluta de apoyos en el Congreso. El presidente socialista ha conseguido reeditar el Gobierno de coalición tras sellar el pacto con los independentistas catalanes que incluye la ley de amnistía para los líderes del procés. 

Almeida: “Las manifestaciones en Ferraz estaban mejor antes de que llegara Vox”

El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, ha declarado que “las manifestaciones en Ferraz estaban mejor antes de que llegara Vox” y que “los partidos políticos no debemos ser protagonistas de concentraciones nacidas desde la sociedad”, a pesar de que la semana pasada fue el PP quien convocó las concentraciones en todas las capitales de provincia. Almeida ha añadido que seguirán manifestándose “hasta que vuelva el consenso” y que las protestas no son lo que añade crispación en la sociedad sino “que la gobernabilidad de España se haya pactado con los independentistas”. El líder de Vox, por su parte, se ha mantenido este sábado en el otro punto de la Plaza de Cibeles, muy alejado de donde se encontraban los miembros del PP.


Abascal ha confirmado a su llegada a la protesta que ha solicitado una reunión a Feijóo para coordinar la respuesta a la ley de amnistía desde el Senado, donde ambas formaciones suman mayoría absoluta. “La consumación del golpe que ya se ha iniciado con el pacto de Pedro Sánchez con todos los enemigos de España será la aprobación de la ley de amnistía”, ha dicho Abascal. El líder de Vox ha añadido que “no podemos dar la batalla por perdida, hay que seguir resistiendo con una movilización social sostenida, dar una respuesta institucional coordinada”. El partido de extrema derecha ha convocado una nueva marcha por la Gran Vía hasta la sede socialista en Ferraz tras la protesta en Cibeles.

Tanto el PP como Vox han mantenido una pugna en las dos últimas semanas por liderar el rechazo a la amnistía en las calles, con protestas que, como en el caso de las celebradas ante sedes socialistas, se han visto desbordadas por enfrentamientos con la policía y entre proclamas y símbolos fascistas y racistas. “Los disturbios que está viendo se están provocando por una minoría y que no que no corresponde confundir a la minoría con la mayoría”, ha dicho Almeida, que ha reiterado su respaldo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.


El rechazo a ese acuerdo ha inspirado ya dos semanas de protestas diarias ante la sede socialista en la madrileña calle de Ferraz, convocadas en su mayoría por Vox, así como concentraciones en las capitales de provincia el pasado fin de semana que lideró el PP el pasado fin de semana. Con esta nueva convocatoria, ambos partidos vuelven a unirse a lo que la extrema derecha ha denominado “movilización permanente” contra Sánchez en las calles. 

Este sábado, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reivindicado las protestas “pacíficas” de los españoles contra lo que ha calificado como el “atentado a la Constitución” de la ley de amnistía. El PP explicó este viernes que si antes de la investidura del líder socialista “había una razón para ir a la calle este sábado en Madrid a reclamar democracia y Estado de derecho en España, el presidente del Gobierno en su discurso de investidura la ha aumentado al llamarnos a la mitad más uno de los españoles fascistas, extremistas de derecha y no demócratas”, en palabras del responsable de Institucional del PP, Esteban González Pons.


“Por España, la Democracia y la Constitución”

La convocatoria de este sábado está secundada por asociaciones como Foro Libertad y Alternativa, Unión 78, Foro España Cívica, Catalunya Suma, Pie en Pared, S’ha Acabat!, NEOS, Asociación por la Tolerancia, Convivencia Cívica Catalana, De Español a Español por la Constitución, OLE (Otra Ley Electoral), Resiste España, Nuevo Espíritu de Ermua y un centenar de organizaciones cívicas que ya promovieron otra concentración en Cibeles el pasado 21 de enero bajo el lema “Por España, la Democracia y la Constitución”.

Durante la protesta ha habido varias intervenciones, con un último discurso por parte del filósofo Fernando Savater, y que se emita un vídeo en homenaje a los policías heridos durante los altercados en Barcelona tras el procés. Los convocantes aseguran que España se encuentra ante una “grave encrucijada que determinará su futuro” y que hace “inaplazable la acción de la sociedad civil”. 

El manifiesto añade que “por primera vez” en 45 años de democracia, el PSOE “ha abandonado su deber de defender el orden constitucional” y se dispone a aprobar leyes de “imposible encaje” en la Constitución “a cambio de mantenerse en el poder”. El texto, en el que aseguran que se “pone en riesgo cierto la existencia misma de España como espacio de garantía” de los derechos y libertades, ha sido enviado a todas las Embajadas, Consulados corresponsales extranjeros, autoridades de la UE y eurodiputados.





Fuente