MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Ibex 35 ha encadenado su cuarta sesión consecutiva al alza tras subir este jueves un 0,28%, lo que le ha permitido situarse en los 9.667,4 puntos, muy cerca de la cota de los 9.700 enteros en la que, no obstante, ha llegado a cotizar en la primera hora de negociación.

El principal indicador del mercado español, que en el año se revaloriza un 17,48%, ha cosechado este jueves su tercer mejor resultado de 2023 -el 27 y 28 de julio cerró, respectivamente, en los 9.685 y 9.694 puntos-, y alcanza, por tanto, unos niveles que anteriormente no se veían desde marzo de 2020, cuando el coronavirus irrumpió en los mercados.

El Ibex ha conseguido permanecer al alza gracias al tirón de las renovables y, en particular, de Iberdrola, uno de los mayores valores del selectivo, que se ha aupado un 2,13% en la sesión, la segunda mayor subida del selectivo, y que, a su vez, ha conseguido contrarrestar la caída de Repsol (-2,34%), que ha presidido las pérdidas al verse lastrado por las fuertes caídas del petróleo.

En el plano político, la jornada ha estado marcada por la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno tras recabar una mayoría absoluta de 179 votos en el Congreso de los Diputados y la posición contraria de Partido Popular y Vox.

Dentro de la agenda ‘macro’ de este jueves apenas ha destacado la caída mayor de lo esperado -ha restado un 0,6%- del índice de producción industrial de Estados Unidos en octubre, además de un aumento mayor del previsto de las peticiones semanales de paro en ese país; lo que reforzaría la hipótesis de que el ajuste monetario hace su efecto y la economía se está ralentizando.

De su lado, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha señalado que el sistema financiero europeo ha evitado hasta la fecha el peor de los escenarios, es decir, aquel en el que se materialicen al mismo tiempo los riesgos sistémicos, en tanto que ha avisado a su vez de que los mayores costes de financiación harán mella en la rentabilidad de la banca, por lo que «sería imprudente ser complaciente».

En el mercado de deuda, el Tesoro Público ha colocado este jueves 4.349,01 millones de euros en una subasta de bonos y obligaciones del Estado, en el rango medio-bajo previsto, y ha elevado la remuneración ofrecida a los inversores por la deuda a 20 años por encima del 4,1%.

Dentro del mercado español, tras la OPA anunciada ayer sobre Prosegur, este jueves ha sido Talgo la que ha agitado el mercado al informar de que ha recibido «una manifestación preliminar de potencial interés» por parte de un grupo empresarial húngaro para presentar una OPA a 5 euros por acción.

Esto ha llevado a Talgo, que cotiza en el mercado continuo, a firmar el mejor resultado de la bolsa al cerrar con una subida cercana al 12%.

En este contexto, dentro del Ibex 35, Cellnex ha liderado los incrementos con un alza del 2,43%, por delante de Iberdrola (+2,13%), Redeia (+1,48%), Solaria (+1,42%), Naturgy (+1,06%), ACS (+1,05%) y Endesa (+0,87%).

Del lado contrario, el peor desempeño del selectivo al cierre de sesión ha sido el de Repsol (-2,34%), seguida de Sacyr (-1,47%), Bankinter (-1,28%), ArcelorMittal (-1,22%), Rovi (-1,07%), Mélia (-0,98%) y Logista (-0,87%).

Por su parte, el resto de las bolsas europeas ha cerrado de manera dispar al cierre: Fráncfort se ha elevado un 0,24% mientras que París ha restado un 0,57%; Milán un 0,71% y Londres un 1,01%.

El barril de Brent experimentaba a la hora de cierre en el Viejo Continente un desplome del 4,35%, hasta los 77,65 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) se situaba en los 73,1 dólares, un 4,63% menos.

El interés del bono español a largo plazo ha cerrado en el 3,583% tras restar ocho puntos básicos, mínimos desde septiembre de 2022, en tanto que la prima de riesgo (el diferencial con el bono alemán) se ha situado por debajo de los 100 puntos -en concreto, en los 99,6 puntos-.

En el mercado de divisas, el euro cotizaba plano frente al dólar, hasta situarse en 1,0852 ‘billetes verdes’ por cada unidad de la divisa comunitaria, pese a que se aproximó a los 1,09 dólares poco antes del cierre europeo.



Fuente